Máquinas de chapas para colegios y colectivos, ¡una gran inversión!

Share on Pinterest

Si formas parte del AMPA, eres profesora de un colegio o presidenta de una asociación y estás planteándote adquirir una máquina de chapas, te vamos a desgranar en el siguiente artículo, todos los productos que podrás fabricar con una única máquina y sus correspondientes utilidades.

Tres modelos: B150, B500 o B700, ¡tú eliges!

Existen tres tipos de máquinas y multitud de diámetros pero, para este tipo de función, nos vamos a centrar en uno modelos concretos: la B500 y B700, en su respectivo tamaño de 59mm. Esta medida es la más usada para los chicos que quieren colorear sus propias chapas, tiene un tamaños, pudiendo fabricar las traseras clásicas de alfiler, imán, espejo o abrebotellas. Si quieres saber más sobre los distintos tipos de máquinas y traseras, visita nuestro artículo donde te desgranamos cada una de ellas. En este video puede ver como funciona la máquina B700.

maquinas-hacer-chapas

La máquina B150, más barata pero más laboriosa

Su punto más laborioso en el proceso de fabricación  al tener sólo un casillero, hace que haya poner y quitar el molde, mientras que en los modelos B500 y B700 esto se realiza con sólo girar los casilleros.Aún así, es una buena opción para iniciarse en el mundo de las chapas. En este video puedes ver funciona la máquina B150.

Talleres de hacer chapas para niños

Una actividad muy común desde hace muchos años son los talleres de chapas personalizadas para niños o personas discapacitadas. Es interesante para desarrollar todos estos factores:

  • La creatividad, con el dibujo o coloreado en el papel que luego formará el diseño de la chapa.
  • La memoria, deberá aprender el proceso de fabricación y repetirlo en cada una de las creaciones.
  • Potencia el trabajo cooperativo, compartiendo las herramientas y distribuyendo las tareas para fabricar el producto.
  • Fomentan la capacidad creadora del niño al hacer nuevas chapas dentro con la misma técnica aprendida

La realización de talleres puede englobar 10 personas o más por cada máquina. La realización de una chapa lleva menos de un minuto y no habría dificultad en compartir una misma máquina entre todos.

El proceso es bien sencillo. Se imprimen varios folios con los círculos del tamaño de la chapa y se distribuyen entre todos los participantes. Lápices de colores o rotuladores servirán para el proceso de dibujado y coloreado del diseño. Luego con una simple tijeras o nuestro cortador circular, se recortarán estos círculos para introducirlos en la máquina e iniciar su la fabricación de la chapa.

maquinas-taller-chapas-ninos-colegios
Talleres de chapas para niños

Recaudación de fondos con chapas

El viaje fin de curso o el desarrollo de cualquier otro bien común puede salir de la venta de chapas. Un diseño atractivo y divertido, junto con un buen packaying y ayudado por el bajo coste de los consumibles, puede suponer una buena fuente de ingresos para cualquier colegio o colectivo.

Venderlas por unidad o por pack de dos o tres chapas, con traseras de alfiler para darle un toque más chic a tu vestimenta o bolsos, con trasera de imán para tener siempre a manos tus notas en la puerta del frigorífico…

Estas son algunas de las opciones, hay infinidad y modelos de financiación, el límite lo poner tú y tu creatividad, ¿te atreves?.

Chapas identificativas

Otro plato fuerte que nos puede ofrecer la máquina de chapas es su función como material identificativo. Su bajo coste permite fabricar, de forma personalizada, una chapa con su nombre para cada una de las personas de un colectivo.

Su nombre y apellidos, el cargo que desempeña, su función dentro de la actividad que se va a realizar o el logo de la empresa o entidad son algunas de las opciones para ilustrar las chapas en amplia función de identificación.

Seguramente habréis visto alguna vez en una tienda a personas atendiendo con una chapa en el pecho con la frase “le atiende María”, o seguramente os habréis topado alguna que otra vez con una reunión de empresarios donde cada uno muestra su nombre y su empresa a través de una chapa.

A modo de resumen

Multitud e infinidad de usos para identificar personas, recaudar fondos o simplemente pasar un rato divertido con los niños en un taller de fabricación de chapas. Estas son algunas de las funciones que le podemos dar a un colectivo como el tuyo, pero seguro que hay más. La decisión es tuya, nosotros te hemos ofrecidos los motivos, ¿a qué esperas?¡Hazte con ella!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *